Compartir

Lo que se va a destapar con el caso de la banda capturada de las ‘chuzadas’ ilegales va a tener dimensiones de escándalo nacional, que no solo compromete personal que fue de la Fuerza Pública sino empresarios colombianos.

En el caso de los pesos pesados, el fiscal general Néstor Humberto Martínez, decidió hacer un llamado oficial a interrogatorio al general retirado de la Policía, Humberto Guatibonza. Según el ente investigador, ya se tienen las pruebas suficientes para demostrar que el general habría sido comprador o consumidor de información reservada.

Esta banda de interceptación legal tenía su centro de operaciones en Ipiales, Nariño, pero también tenía sedes en Cali y en Bogotá.

La Fiscalía decidió llamar a Guatibonza para que explique sus vínculos con esta empresa ilegal. Martínez señaló que el llamado al general es importante, “para que dé cuenta de las conductas, que se le han podido advertir y que han confirmado, miembros de esta organización criminal en las últimas horas”.

Además, el fiscal señaló que “no puede haber ningún centro de ‘chuzadas’, y este no es el único, quiero advertirlo, estamos tras el seguimiento de otras operaciones ilícitas de esta naturaleza, porque las vamos a proscribir y censurar con todo el poder del Estado”.

La advertencia del fiscal también muestra que lo que viene en este proceso será de gran impacto nacional, pues afirma que el mercado ilegal existe porque hay consumidores de ese tipo de información, por lo cual ya están identificando a los empresarios vinculados los cuales serán judicializados.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here