Compartir

El comercializador de la Industria de Licores del Valle, Disblanco SAS, incumplió las metas de las ventas del Aguardiante Blanco y el Ron Marques, generando un hueco financiero para  la salud de los vallecaucanos.

Según se indicó a Viva las Noticias, el distribuidor cuyo gerente es Felipe Toro no cumplió con las ventas establecidas en licitación y consignadas en el respectivo contrato.

La meta era vender 8 millones 200.000 botellas, pero solo se comercializaron 5 millones. 400 mil, es decir 2 millones 800 mil menos de la meta propuesta.

Con este resultado se tendría que poner fin al contrato.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here