Compartir

Ante una alarma de la presunta presencia de vándalos en el centro de Cali sus comerciantes cerraron sus puertas y armaron a sus empleados para enfrentar posibles actos delincuenciales.

Según se indicó en la carrera 8 entre callea 15 y 12 se escuchó el rumor de la presencia de un grupo de 10 encapuchados lo que prendió las alarmas.

Sin embargo se informó que se trató de un caso del robo a un ciudadano con la captura por parte de los comerciantes de la octava del delincuente el cual fue puesto a ordenes de la policía.

Ante este hecho que produjo pánico, la presencia de las autoridades en el centro se redobló.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here