Compartir

El comandante de la policía metropolitana de Cali, brigadier general Hugo Casas, hizo dejación de su cargo en medio de un balance agridulce acompañado por denuncias de la inoperancia de las autoridades para controlar la delincuencia y el sicariato.

Casas Santamaria ocupaba el cargo desde el año 2017 y en su favor se destaca una disminución en las cifras de criminalidad pero muy alejadas del ideal de seguridad en las grandes ciudades.

A pesar de la reducción del indice de homicidios, Cali sigue siendo la capital más violenta de Colombia, debido a la presencia de bandas criminales y sicariales.

La renuncia del alto oficial se da cuando se produjo el nombramiento del nuevo ministro de defensa Carlos Holmes Trujillo, quien anunció un revolcón en los planes de seguridad en las ciudades de Colombia para reestablecer el orden y la seguridad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here