Compartir

El expresidente Belisario Betancur falleció este viernes a los 95 años de edad, según confirmó la Clínica de Santa Fe a través de un comunicado.

El exmandatario llevaba varios meses en grave estado de salud debido a una afección renal, por lo que tuvo que ser hospitalizado el jueves en horas de la mañana.

Ver imagen en Twitter

La Fundación Santa Fe de Bogotá comparte el comunicado de prensa en relación al Señor Expresidente de la República de Colombia, Belisario Betancur Cuartas.

Trayectoria del expresidente

Oriundo de Amagá, y proveniente de una familia numerosa y humilde, cursó estudios de derecho y arquitectura en la Universidad de Medellín.

Su vida laboral la inició como periodista en varios diarios, donde aprovechó para difundir sus ideas conservadoras. Fue periodista, entre otros, de EL SIGLO, hoy EL NUEVO SIGLO. Las fuertes críticas al régimen de Rojas Pinilla (1953-1957), lo llevaron a la cárcel.

Tras esa amarga experiencia incursionó en la política cuando el presidente Guillermo León Valencia lo designó ministro de Trabajo en 1963 y más de una década más tarde fungió como embajador de Colombia en España.

A su regreso hizo su primer intento por la presidencia de la República, la que alcanzó finalmente en 1982, con una consigna que quedó grabada en la memoria de los colombianos “Si se puede”.

Erradicar la violencia y trabajar por la paz del país, para lo cual dialogó y logró un acuerdo que tripartitamente firmaron las Farc, el M19 y el EPL, que sin embargo no se cumplió.

Tuvo que afrontar la arremetida violenta del narcotráfico en pleno “boom” de los carteles de Cali y Medellín. Su denonada lucha contra estos últimos le fue cobrada con el asesinato del ministro de Justicia,  Low Murtra, en abril de 1984, así como con la vida de múltiples policías.

De igual forma con la Toma al Palacio de justicia, ocurrida el 6 de noviembre de 1985, donde fueron sacrificados por guerrilleros del M19, varios magistrados, funcionarios judiciales y civiles. Pocos días después, el 13 de ese mismo mes,  tuvo que enfrentar otra tragedia nacional, la erupción del volcán Nevado del Ruiz que arrasó Armero, cobrando cientos de vidas.

Fue un incansable luchador por la paz no solo en el país sino en la región. Así  integró el Grupo de Contadora, conformado por personalidades regionales que buscaron y lograron la pacificación de América Central.

Tras concluir su mandato, en 1986, dedicó su vida a ser expresidente , es decir alejado siempre de la escena política.

De esta forma se dedicó a promover las letras y la cultura. Colaboró con instituciones como la Fundación Santillana, el Museo de los Niños, la Casa de Poesía Silva y el Museo de Arte Moderno.

Hace menos de dos años dijo que el sueño frustrado de su mandato presidencial fue lograr la paz y que por ello apoyó decididamente a Juan Manuel Santos en todo el proceso que llevó a la firma del acuerdo con las Farc.

En una de sus últimas entrevistas, había dicho que «no le temo a la muerte pero tampoco es mi mejor amiga».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here