Compartir

Información del Espectador/ Tras el intento de suicidio del exguerrillero de las Farc, ante los rumores de que el presidente Duque lo iba a extraditar por la vía administrativa, Jesús Santrich salió de La Picota. Ahí permaneció por más de un año, acusado de conspirar para enviar cocaína a los Estados Unidos.

Este miércoles, luego de la decisión de la JEP, frente al bunker de la Fiscalía se registraron protestas de ciudadanos que exigían la liberación de Jesús Santrich. /Cristian Garavito.

La salida de la prisión de Seuxis Paucias Hernández se produjo luego de un fallo del Tribunal Superior de Bogotá que le concedió el habeas corpus y dio la orden al INPEC de liberarlo, atendiendo la orden de la Jurisdicción Especial para La Paz. El jefe guerrillero salió custodiado por funcionarios del Inpec en una silla de ruedas.

El nerviosismo y la incertidumbre se hizo presente en la puerta de la cárcel y en las redes sociales, desde tempranas horas de mañana, cuando se rumoró que el presidente Iván Duque lo iba a extraditar tras decretar la conmoción interior. Luego trascendió que Santrich intentó suicidarse, propinándose heridas en un brazo.

El miércoles pasado, a través de una providencia de más de 148 páginas, la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) concedió la garantía de no extradición que había pedido la defensa del exguerrillero. La Fiscalía General de la Nación, por su parte, canceló la orden de captura con fines de extradición en la noche del 15 de mayo, luego de que el jefe de la entidad, Néstor Humberto Martínez, renunciara al cargo tras declararse en desacuerdo con la decisión.

“La decisión de la JEP ha sido la estocada final para que se derrumbe ese sucio montaje que hizo el departamento de Estado de Estados Unidos y la Fiscalía General de la Nación contra mí”, afirmó. Igualmente reiteró al gobierno ante la decisión de la jurisdicción de paz de pedir su libertad: “Espero que el Gobierno, la Fiscalía y otras instancias respeten el fallo de la JEP y no se vayan a dar acciones de hecho que tiren por la borda este momento”, dijo Santrich desde prisión, afirmando que todo fue un montaje de la Fiscalía y la DEA. Su sitio de reclusión fue el patio Paz, en donde también están una veintena de colombianos pedidos en extradición por los Estados Unidos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here