Compartir

El sistema de video vigilancia y monitoreo estrategia en la que Cali invirtió más de 15 mil millones de pesos para adquirir en total 1859 equipos durante el gobierno Armitage se encuentra prácticamente abandonado, porque no se contratan los operadores y cerca de 500 cámaras estarían fuera de funcionamiento, denunció el Concejal Juan Martín Bravo Castaño.

 

El sistema de monitoreo y video vigilancia opera en las instalaciones del antiguo Colegio de Fray Damián González, pero su funcionamiento depende de que se contrate por parte de la secretaría de Seguridad y Justicia, lo más pronto posible al personal que opera dichas cámaras.

“Durante la operación del sistema se pudo prevenir el delito y se lograron materializar al año 2019 más de 31 mil denuncias”, sostiene el Concejal Bravo Castaño quien considera que hoy los caleños están a merced de la delincuencia por la falta de previsión tanto de la Policía como de la Secretaría competente en la contratación del personal.

Imagen del portal

Otro factor, indica el Cabildante, es que de las 1859 cámaras que se compraron para atender esa estrategia, 500 no funcionan “y peor aún, el sistema de video vigilancia funciona a medias porque hoy solo cuenta con 2 a 6 personas, dejando desprotegidos a los ciudadanos en horas claves”.

Bravo recordó que, en septiembre del año 2019, la Secretaría de Seguridad de Cali junto con la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) realizaron un informe el cual arrojó que Cali tiene problemas de desplazamiento de comunidades afro, microtráfico, vandalismo, inseguridad, presencia de grupos armados y delincuencia común, “de ahí que todas las estrategias deben funcionar para no permitir que las estadísticas de inseguridad aumenten”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here