Compartir
“Colombia no está, bajo ninguna circunstancia, fraguando o pensando en ningún acto hostil o belicista contra ningún país de la región”, dijo el Presidente Iván Duque al término del Consejo de Seguridad que lideró este miércoles en Cali.

Muy buenas tardes a todos los amigos de los medios de comunicación. Voy a hacer la siguiente declaración:

Como ustedes saben, el Gobierno nuestro, desde sus inicios, les ha dicho con claridad a los pueblos indígenas de Colombia que quiere construir país con ellos.

El 9 de agosto (de 2018), por primera vez en la Casa de Nariño, se tuvo una reunión con los delegados de todos los pueblos indígenas y el Presidente de la República.

Ahí no solamente hicimos el compromiso de sacar adelante un Plan de Desarrollo que, por primera vez, tenga un capítulo para los pueblos indígenas de Colombia, sino que también se elaboró un Plan Plurianual de Inversiones, luego de un largo proceso de concertación.

Ustedes saben que en los últimos días, durante 26 días, se presentaron bloqueos en la vía Panamericana por parte de los integrantes del CRIC.

Y el Gobierno nacional, rechazando enfáticamente las vías de hecho durante los 26 días, con una delegación de alto nivel encabezada por la Ministra del Interior (Nancy Patricia Gutiérrez), el Alto Comisionado para la Paz (Miguel Ceballos) y la Directora de Planeación Nacional (Gloria Alonso), pudo exponer con claridad y finalizar un acuerdo, en el marco del Plan de Desarrollo, para que, a diferencia del pasado, se establezcan compromisos viables, cumplibles, con estructura presupuestal.

Y se dijo, como lo planteé desde el primer día, que el Presidente de la República estaría presente en el Cauca para dialogar con la dirigencia de los pueblos indígenas, sin vías de hecho; que una vez se levantarán las vías de hecho, se pondría en marcha un protocolo para estar presente con el Gobierno nacional y dialogar.

Hemos llegado hoy a Caldono, después de varios días de establecer esos protocolos, con la seguridad que amerita la presencia del Gobierno nacional y también para propiciar la seguridad en un encuentro esta naturaleza.

Nos ha acompañado hoy el señor Procurador General de la Nación, el Defensor del Pueblo, está presente acá la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, el representante de la MAP-OEA, miembros del alto Gobierno distintos a agencias; y venimos hoy a tener un diálogo franco con las comunidades, para poder avanzar en lo que es un sano debate de ideas y de argumentos, para contestar, por parte del Estado, inquietudes, como ha sido la práctica de este Gobierno de permanente diálogo social.

Lamento profundamente que no se haya valorado el gesto del Estado hoy, y que se haya rechazado la posibilidad de tener este encuentro.

Lamento que no se valore la presencia de todas las instituciones y de organismos internacionales, para poder avanzar en ese diálogo.

El Gobierno nacional tiene claro que seguirá adelante con el Plan de Desarrollo y con cerrar las brechas sociales.

El Gobierno nacional sigue en su práctica permanente de diálogo social con todos los colombianos, como lo hacemos cada ocho días con el Taller Construyendo País, pero soy enfático: este Gobierno rechaza tajantemente las vías de hecho, no acepta las vías de hecho como mecanismo de presión al estado y como mecanismo para lograr el oído y la tensión del Estado.

Este Gobierno rechaza de manera clara cualquier acto de violencia que busque pasar por encima del derecho de los colombianos.

Este Gobierno rechaza que la violencia pisotee los derechos establecidos en la Constitución Nacional.

Por eso, yo hago un llamado claro a la reflexión. Aquí no podemos seguir manejando el diálogo entre el Estado y las comunidades con ultimátums, ni podemos manejar el diálogo con el Gobierno apelando a argumentaciones que conducen al empleo de las vías de hecho.

Creo que el acuerdo que lograron las comunidades con el Gobierno, y quiero reivindicar aquí también el papel que ha jugado el Gobierno nacional en cabeza del Ministro (de Agricultura) Andrés Valencia con las comunidades pastos, quillacingas y awá-camawari, donde, sin acudir a las vías violentas, se lograron acuerdos importantes, y lo mismo también en el sector de La Delfina.

Veo, además, que el acuerdo que se ha logrado en el Cauca, es un acuerdo que tiene total viabilidad.

Y yo espero que actos como el de hoy, de rechazar la presencia del Gobierno para tener un diálogo fructífero, sea motivo para que se recapacite; pero aquí no podemos seguir teniendo un Estado a merced de presiones.

Yo invito a todos los colombianos a que nos unamos en el sentido de construir país, de no dejarnos llevar por los que quieren la destrucción.

Yo invito a que todos los colombianos entendamos que son más importantes las soluciones que las agresiones y la propuesta es más importante que la protesta.

Hoy hemos cumplido estando presentes acá en Caldono. Estamos presentes con los protocolos de seguridad que se tomaron, ante alertas que fueron presentadas en las últimas horas, y que ameritan una reacción responsable, adecuando un espacio para tener la suficiente presencia del liderazgo de las comunidades indígenas y tener un diálogo productivo.

Yo espero que actos como el de hoy no vuelvan a suceder.

Y seguiremos, como Gobierno, trabajando por todos los colombianos. Seguiremos presentes en el territorio y seguiremos en el diálogo social.

Pero no podemos seguir aceptando que aparezcan personas queriendo capturar políticamente los escenarios de diálogo y llevar esto a forcejeos innecesarios, improcedentes.

Creo que el papel que tenemos como sociedad es el de seguir construyendo la paz en el marco de la legalidad; y la paz empieza por reconocer que se debe cumplir la Constitución y la ley, y que las diferencias se ventilen en democracia a través de los canales institucionales.

De manera que acá le expresamos a la comunidad del Cauca, a la comunidad de Caldono, con la presencia también de los gobernadores del Cauca, del Huila y la Gobernadora del Valle, el deseo de seguir construyendo en el diálogo social y en el rechazo absoluto de las vías de hecho, de las amenazas, de las intimidaciones, y la genuina vocación que debemos tener todos para dialogar, entendiendo las circunstancias, como lo teníamos planeado para el día de hoy.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here