Compartir

Por prescripción la Corte Suprema de Justicia decidió en su sala de casación extinguir la acción penal por enriquecimiento ilícito que enfrentaba el excongresista Juan Carlos Martínez Sinisterra.

El proceso proviene desde el año 2004, cuando Martínez Sinisterra fue condenado a 10 años de prisión por recibir 300 millones de pesos de manos del integrante del cartel del norte del Valle, Ariel Rodriguez, esposo de la exrepresentante a la cámara Maria Nancy Montoya e integrante de la organización del capo Hernando Gómez Bustamante, alias Rasguño .

Según la ponencia de la magistrada Patricia Salazar Cuellar, de la sala de casación penal, el exsenador Juan Carlos Martínez Sinisterra, no ejercía funciones públicas cuando recibió el dinero procedente de una organización criminal.

Juan Carlos Martínez Sinisterra, natural de Timbiqui, en la costa pacífica caucana, fue uno de los barones de la política, alcanzando la gobernación del Valle en dos oportunidades con sus propios candidatos, y respaldando a aspirantes triunfadores en alcaldías, entre ellas la de Cali.

El fallo del alto tribunal penal, recordó que el exsenador Martínez Sinisterra se alió con autodefensas para mantener su caudal electoral y por lo cual fue condenado por concierto para delinquir agravado, donde se habría enriquecido ilícitamente para alcanzar sus metas políticas en el Valle del Cauca.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here