Compartir

La reacción violenta de los habitantes de La Regina y San Antonio, en los límites de Florida y Candelaria en contra de los buses de servicio publico estuvo motivada por la irresponsabilidad de uno de ellos que causó ayer la muerte a cuatro personas.

Es común  que dentro de la guerra del centavo que existe en esas vías, los choferes hagan maniobras irresponsables, circulen a altas velocidades siendo los causantes de muchos accidentes con resultados trágicos.

Imprudencia y posible ejecución de maniobras de riesgo, podrían haber sido las causas del siniestro vial acaecido en las últimas horas en la vía Cali – Florida, arrojando un dramático y lamentable saldo de cuatro personas sin vida, entre ellos dos menores de edad, varios lesionados de gravedad y reacciones violentas por parte de algunos habitantes del sector.

A media tarde, en un punto ubicado entre los corregimientos de La Regina y San Antonio, el primero del municipio de Candelaria y el segundo, correspondiente a Florida, se presentó una colisión entre un bus de Transportes Florida y un taxi que al parecer se desplazaba hacia la capital del Valle. Al parecer, quien conducía la buseta maniobró buscando adelantar a otro vehículo cuando impactó de frente al taxi en el que viajaban, además de su conductor Wilson Navas y sus tres pasajeros, entre ellos, dos menores de edad, quienes perdieron al vida al instante, dada la intensidad de la colisión.

Se pudo establecer que fue necesaria la intervención de ambulancias para auxiliar a cuatro personas lesionadas, para quienes se procuró su atención inmediata.

En el lugar hicieron presencia varias unidades de Bomberos, Tránsito Municipal y Policía Nacional del municipio de Candelaria, todos ellos para prestar su concurso al asumir la delicada situación en el lugar, así como permitir el desarrollo de las diligencias de inspección a la escena, a los vehículos implicados y a los cadáveres.

VICTIMAS MORTALES

La persona que conducía el taxi, el señor Wilson Navas Ortiz, de 43 años de edad, natural de Candelaria, Valle.

Una dama identificada como Graciela Márquez Hernández, de 46 años de edad, nacida en San Antero, Córdoba.

Dos menores de edad, a saber, Juan Pablo Mora Márquez, contaba con 13 años de edad, natural de Bogotá y con Tarjeta de Identidad de Montería, Córdoba; y Luna Andrea Mora Márquez, de apenas 10 años, natural de San Francisco – Zulia, Venezuela, y con identidad también de Montería, Córdoba.

Es preciso indicar que entre los cuatro lesionados, hay dos personas en estado crítico que son atendidos a esta hora en la Clínica de la Fundación Valle del Lilí.

DESCENLACE INESPERADO

Avanzando la tarde, y en tanto llegaban al sitio curiosos, habitantes del sector, incluso familiares de las víctimas, se generó un ambiente de intolerancia y agresividad por parte de algunas personas, quienes pretendiendo hacer justicia por su propia mano, asaltaron el bus de la empresa Transportes Florida, hasta incinerarlo, causando prácticamente su pérdida total. Y generalizando su reacción, acometieron con piedras contra otros vehículos de transporte público que a esa hora recorrían la vía, motivando que las unidades de la Policía Nacional, presentes en el lugar, actuaran para procurar neutralizar tales acciones.

En medio de los actos violentos y la zozobra que reinó en el sector, al caer la tarde, la situación pudo ser controlada. Aún así, los representantes de las empresas transportadoras que prestan su servicio entre los municipios de Florida y Santiago de Cali, anunciaron el no desplazamiento de sus vehículos, en tanto se normaliza el orden público en el sector afectado.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here