Compartir

Este miércoles arrancó el paro nacional convocado por la rama judicial en protesta contra la falta de atención del Gobierno para atender sus peticiones.

El hacinamiento en el que permanecen los trabajadores de la rama en los juzgados del país, es una de las principales causas del cese de actividades de los 55 mil funcionarios.

“Pedimos la ampliación de la planta de personal en 3.200 empleos, de acuerdo con el Plan Sectorial de Desarrollo”, indicó Humberto López Narváez, secretario ejecutivo de la Coordinadora Sindical de la Rama Judicial.

Explicó que Colombia está muy por debajo de los lineamientos de los países que hacen parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

“Según un estudio de la Contraloría General de la República mientras que en los países miembros de la OCDE, por cada 100 mil habitantes existen 65 jueces, en Colombia, por esa número de personas, solo tenemos 11 jueces”, destacó.

López igualmente se mostró en desacuerdo con la Ley de Financiamiento, que está a punto de entrar en vigencia pues asegura que “produjo la disminución en los salarios de la rama judicial por la retención en la fuente sobre los gastos de representación y en cesantías, han crecido en un 100 por ciento; mientras que, el salario aumentó en solo un 4.5 por ciento”.

Debido a este paro las fiscalías y los juzgados de los 32 departamentos del país no estarán en funcionamiento.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here