Compartir

Por tratarse de un concurso público amañado, los empleados públicos de la alcaldía y la gobernación agremiado en Sintraeserpcol, se tomaron la catedral de San Pedro en pleno centro de Cali.

El Sindicato de Trabajadores Oficiales y Empleados Públicos de Colombia, Sintraeserpcol, como condición para desocupar la sede religiosa pidió la nulidad de una convocatoria que, según ellos, está amañada.

Dicha convocatoria es la No.437 de 2017 que está adelantada por la Comisión Nacional del Servicio Civil -CNSC.

«Como trabajadores no nos oponemos a concursos de ley, lo que nos oponemos es que haya un concurso amañado y estamos pidiendo que se anule, porque es una masacre laboral», señaló Roberto Perdomo, vocero del sindicato. 

Además, aseguró que la universidad Francisco de Paula Santander, de Bucaramanga, que adelanta dicha convocatoria no estaba acreditada al momento en que salió la convocatoria.

Según con su denuncia, como está diseñada la convocatoria facilita el ingreso de personas a ciertos puestos públicos y, en contraste, «hay empleados a los que se les diseña una encuesta que no está acorde a su labor; por ejemplo, a alguien de servicios generales se le indaga por eficiencia y eficacia del manejo de recursos públicos», añade.

Según informaron a empleados de bajo nivel educativo como celadores, conserjes, mensajeros, les preguntan sobre Código Único Disciplinario, Constitución Política de Colombia, Ley General de Archivo, Ley de Transparencia, Modelo Integrado de Planeación y Gestión MIPO, entre otras. Temas que nada tienen que ver con la función que desempeñan los humildes servidores.

Sin acuerdo

Hasta las 4:00 p.m. de este martes aún no había acuerdo con los trabajadores para que abandonen el templo religioso.

«Hasta ahora no nos hemos reunidos con nadie, hemos tratado de buscar acercamiento con la Alcaldía, Gobernación o Consejo de Estado, pero nos dicen que no tienen tiempo», reseña Roberto Perdomo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here