Compartir

La selección de Brasil y Bolivia dieron inicio a la Copa América 2019 en el Estadio Morumbí de San Pablo. El conjunto anfitrión busca dar un primer paso hacia un título que se le niega desde 2007, mientras que su rival intenta dar el primer batacazo de la competición.

Desde el inicio, el conjunto dirigido por Tite se adueñó del balón y comenzó a empujar a su rival contra su campo. Con Coutinho como conductor, junto a RicharlisonDavid Neres y Firmino como principales armas ofensivas, la selección brasileña merodeó de entrada el área de Carlos Lampe.

Ante la resistencia de la ‘Verdiblanca’, Brasil colocó a Dani Alves y Filipe Luis por dentro para tener superioridad numérica en la zona de gestación y favorecer a la circulación en medio del cerrojo del rival. Durante todo el primer tiempo Brasil impuso condiciones con su movilidad pero sin encontrar claridad en ataque para abrir el marcador. Algunas atajadas de Lampe y varios cierres oportunos de la defensa boliviana dejaron el partido sin goles en la primera parte.

Roberto Firmino tuvo mucha movilidad en el ataque de Brasil en el primer tiempo (REUTERS/Henry Romero)

Roberto Firmino tuvo mucha movilidad en el ataque de Brasil en el primer tiempo (REUTERS/Henry Romero)

Al comenzar el segundo tiempo, Brasil volvió nuevamente a ser una aplanadora y encontró rápidamente la oportunidad de ponerse en ventaja porque a los 3 minutos tuvo un penal a favor. El árbitro argentino Néstor Pitana consultó con el VAR y sancionó correctamente una mano de Adrian Jusino dentro del área. Philippe Coutinho convirtió el gol que dio tranquilidad al equipo de Tite.

Sólo dos minutos después, apareció nuevamente Coutinho para marcar el segundo gol. El jugador del FC Barcelona definió de cabeza tras una gran asistencia de Firmino.

Eduardo Villegas, DT de Bolivia, hizo las tres modificaciones a pocos minutos de segundo gol del equipo anfitrión pero estratégicamente siguió pegado al guión inicial y Brasil pudo sostener su ventaja sin sobresaltos. Incluso, aumentó la ventaja con un gol de Everton, quien activó nuevamente el ataque por su velocidad y anotó un espectacular gol con un remate fulminante desde la medialuna del área.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here