Compartir
En la larga historia de actos de corrupción en Colombia, lamentablemente son los funcionarios los que encabezan el listado. Así lo muestra el informe ‘Así Roban a Colombia’, elaborado por la Misión de Observación Electoral (MOE). Un total de 679 políticos en el período desde 1991 y hasta el 2017 han sido condenados por corrupción.

Lo más preocupante es que de esa cantidad, 443 son alcaldes, por lo que han sido elegidos popularmente y esto ayuda a minar la credibilidad.

Según Gabriel Angarita Serrano, subcoordinador del componente de administración pública y de corrupción de la MOE, este análisis obedece a “más de 15 mil sentencias y fallos que han sacado los entes de control y las cortes en contra de funcionarios públicos únicamente de elección popular, los cuales han sido condenados y sancionados por delitos únicamente contra la administración pública”.

Ahora veamos las cifras desde otro ángulo, de los más de 600 políticos condenados:

  • 337 han sido sancionados por la Corte Suprema de Justicia
  • 161 por la Procuraduría General de la Nación
  • 128 por la Contraloría General de la Nación
  • 32 sentencias se han dictado desde el Consejo de Estado,
  • y 21 por Tribunales

Para Angarita es preocupante que “esto se evidencia en la cantidad de carruseles y de carteles. Hemos visto el cartel de la hemofilia, el de los locos, el de los pañales, el de los almuerzos escolares, el de la toga; desafortunadamente se utilizan casi todos los organismos que haya y casi todos los sectores en el país para tratar de robar plata o usufructuar el erario público”.

Y finaliza señalando que por ese enfoque de robar el erario público “se están afectando temas muy importantes como la alimentación escolar, en que se pierde el respeto hasta por lo más básico como lo es la alimentación de los niños, solamente por el deseo de beneficios propios que termina desangrando al país”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here