Compartir

Después de dos meses de cese de actividades académicas, 13 multitudinarias marchas y 16 sesiones de diálogo, los líderes estudiantiles, los profesores y el Gobierno Nacional han llegado por fin a un acuerdo que permita levantar el paro nacional universitario.

De acuerdo con la Presidencia de la República, los acuerdos alcanzados en la mesa de diálogo son “producto de los esfuerzos conjuntos entre el Gobierno Nacional y las comunidades educativas de las diferentes Instituciones de Educación Superior públicas, que han trabajado para buscar y construir soluciones a la situación actual y su fortalecimiento”.

El principal punto del acuerdo es que el gobierno aumentará el presupuesto del cuatrienio para el fortalecimiento de la educación superior pública en más de $4,5 billones.

De estos recursos, $1,34 billones se destinarán a la base de las Instituciones de Educación Superior Públicas. A partir de 2019, estos recursos, que anteriormente crecían solo con la inflación (IPC), comenzarán a aumentar durante los próximos años así: en 2019 se hará un aumento del IPC + 3,5%; para el 2020 + 4%; para el 2021+ 4,5%, y para 2022 + 4,65%. A esta cifra se suman otros recursos importantes provenientes de la renta sobre los excedentes del sector cooperativo destinados a educación superior pública, cuyo monto podrá superar los 300 mil millones de pesos.

A las cifras anteriores y gracias al trabajo conjunto con los Gobernadores y el Congreso, se destinarán 1,5 billones de pesos en recursos procedentes del recaudo de las regalías, que serán destinados a mejorar la infraestructura, planes de bienestar, capacidad investigativa y a fortalecer las Instituciones Públicas de Educación Superior públicas

A estos recursos de la base y de regalías se suma una inversión del PGN total de 1,35 billones para los cuatro años, que contempla pago de pasivos e inversión en temas de infraestructura, bienestar estudiantil, dotaciones, formación docente de alto nivel y fortalecimiento institucional. Cabe señalar que se había expresado que era necesario responder a deudas que ascendían hasta 500 mil millones en el 2018; para esto se ha definido un plan de pagos de pasivos por este monto.

La ministra de educación, además, afirmo se comprometió a trabajar de la mano de la Mesa de Diálogo, la comunidad educativa, los miembros de la sociedad en general y el Congreso de la República en las reformas requeridas.

“Revisaremos las fuentes de financiación y propiciaremos la discusión sobre las reformas de los artículos 86 y 87 de la Ley 30, y participaremos en la revisión de las reformas que se llevarán a cabo con respecto al sistema general de regalías. De igual manera, se iniciará una revisión integral del ICETEX para contextualizarlo con las nuevas realidades sociales y económicas”. afirman en un comunicado de prensa.

Hasta el momento, los estudiantes que están en la Casa de Nariño no han dado declaraciones oficiales, pero han insistido en que la decisión de cuando se levantará el paro en cada universidad depende de las asambleas internas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here