Compartir

La Fiscalía General de la Nación, a través de la Dirección Especializada contra la Corrupción, presentó ante un juez de control de garantías a dos exdirectivos del Sistema Integrado de Transporte Masivo de Cali (Metrocali), como posibles responsables de irregularidades de contratación.

En las investigaciones se estableció que, en octubre de 2007, se celebró el contrato de construcción de la terminal del barrio Calima con la empresa Israelí Hafira Ve Hatziva por un valor de 22.750 millones de pesos. En las verificaciones se constató que esta firma extranjera fue escogida sin que tuviera la experiencia para este tipo de proyectos. Su experticia estaba acreditada en demoliciones e instalación de redes hídricas.

En las investigaciones se estableció que, en octubre de 2007, se celebró el contrato de construcción de la terminal del barrio Calima con la empresa Israelí Hafira Ve Hatziva por un valor de 22.750 millones de pesos. En las verificaciones se constató que esta firma extranjera fue escogida sin que tuviera la experiencia para este tipo de proyectos. Su experticia estaba acreditada en demoliciones e instalación de redes hídrica

Para marzo de 2009 se firmó el acta de inicio y se desembolsó un anticipo de 30%, algo más de 6.800 millonesde pesos. El dinero habría sido consignado en una cuenta personal del representante legal del contratista

.Seis años después, el contrato fue liquidado por Metrocali porque la obra no fue ejecutada. Sin embargo, la empresa constructora no devolvió los recursos que le fueron reconocidos por concepto de anticipo.

Ante estas y otras supuestas anomalías detectadas, la Fiscalía imputó a Luis Fernando Lian Arana, expresidente de Metrocali, por el delito de celebración indebida de contratos; y a Rodrigo Salazar Sarmiento, ex jefe jurídico de Metrocali, por el delito de prevaricato por acción.

Cabe destacar que Rodrigo Salazar es el actual secretario de desarrollo territorial del municipio de Cali

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here