Compartir
Alcibiades Libreros junto a su hermana Carmenza

La Gobernación del Valle ofreció una recompensa de 30 millones pesos por información que ayude a dar con los responsables del asesinato del Fiscal, Alcibiades Libreros Varela.

El asesinato del investigador judicial ocurrió ayer en Cali cuando se movilizaba en su vehículo particular por el barrio Limonar al sur de Cali. Hombres que se movilizaban en una moto aprovecharon que el funcionario no tenía protección pese a sus reiteradas solicitudes y accionaron sus armas en contra de la humanidad del Fiscal 96 especializado en la lucha contra el crimen.

Por ahora, los investigadores se han concentrado en recolectar las imágenes de las cámaras de seguridad del sector, y tratar de identificar la moto, el número de participantes en el crimen y una ruta de fuga; para paso seguido, escuchar el testimonio de los posibles testigos del homicidio.

En la mañana de este lunes miembros de la Policía hallaron el arma con la que se habría cometido el homicidio y procederán a realizar las pruebas de dactilografía necesarias para dar con el responsable del crimen.

Las autoridades también investigan si el asesinato de Libreros estaría relacionado con su labor como Fiscal y con las investigaciones que tenía a su cargo.

De acuerdo con el comandante Botía, la víctima tenía a su cargo el caso de la banda ilegal Los Vaqueros, e incluso «adelantaba investigaciones contra estructuras terroristas».

Investigaciones describen a ‘Los Vaqueros’ como una poderosa una estructura criminal liderada por dos abogados que usaban a sicarios para amenazar a jueces con el objetivo de que fallaran a favor de sus defendidos.

Según la Fiscalía, la agrupación, que fue desarticulada en mayo pasado, también se dedicaba al narcotráfico y estaría involucrada en por lo menos 25 homicidios registrados este año en la ciudad.

‘Los Vaqueros’ sería una de las 30 agrupaciones delictivas ubicadas en puntos estratégicos para el control de “líneas” de expendio de estupefacientes. Según una investigación de la UNDOC, estos grupos también serían los responsables de las amenazas contra líderes sociales y miembros del aparato judicial.

El informe agrega que estas estructuras estarían ejerciendo un amplio control territorial en sectores céntricos de la ciudad, como el Calvario y San Pascual, en la comuna 3; y la Isla y Popular, en la comuna 4.

‘No tenía protección desde hace un año’

La escritora y periodista Carmenza Libreros, denunció que a su hermano le quitaron hace un año el servicio de protección con el contaba a pesar de que ejercía una labor de alto riesgo.

«¿De qué sirvió ser condecorado en varias ocasiones como uno de los mejores fiscales contra el crimen organizado en Colombia, si te quitaron el sistema de seguridad no obstante tener un trabajo de alto riesgo y recibir amenazas de muerte?», escribió Libreros en una publicación de Facebook.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here