Compartir

Por el homicidio de María Elena Solís Oquendo y Jonathan Santamaría  Hernández, de 51 y 31 años de edad respectivamente, hechos ocurridos el pasado once de marzo, en una residencia de la carrera 57 con calle 13, barrio Primero de Mayo, fue presentado ante un juez de control de garantías quien sería el autor material del doble crimen.

La Fiscalía le imputó cargos  por los delitos de homicidio agravado en concurso con fabricación, tráfico y porte de armas de fuego, accesorios, partes y municiones. Todo indica, según los investigadores, que la pareja se dedicaba a la santería cuando un desconocido  tocó la puerta y cuando le abrieron ingresó disparando a diestra y siniestra contra los dos moradores, huyendo después pero fue capturado por unidades policiales cuando cambiaba de ropa tratando de camuflarse y despistar a las autoridades.

Para justificar el doble crimen, el homicida dijo a las autoridades que buscaba deshacerse de un embrujo que la había hecho la hechicera.

El capturado se salvó de que varias personas del sector lo lincharan y solo lo rescató una patrulla policial que lo trasladó hasta la Estación de Policía del barrio El Caney.

Las pruebas en contra del acusado y en poder de la Fiscalía fueron suficientes y contundentes para que les aplicaran la Ley como lo establece el Código Penal colombiano.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here