Compartir

Las seis empresas que prestan el servicio de transporte público intermunicipal de pasajeros en la vía Cali-Buenaventura, agrupadas en la unión temporal Corredor del Pacífico S.A.S., revelaron que en los últimos 7 años han perdido más de $10.000 millones por culpa del transporte ilegal que se presenta en este corredor vial.

En una improvisada rueda de prensa, a propósito del sorpresivo bloqueo de la vía Cali-Buenaventura, a la altura del sector conocido como La Portada al Mar, por parte de decenas de conductores y propietarios de vehículos afiliados a dichas empresas, el gerente de la unión temporal, Luis Hernando Lozano, advirtió que aunque no comparten las vías de hecho, sí apoyan a sus afiliados “en la búsqueda inmediata de soluciones que permitan acabar con el transporte ilegal”.

Lozano manifestó que la piratería ha disminuido notablemente los ingresos de todas las familias que dependen de este negocio formal, al punto que -por ejemplo- propietarios de los vehículos que prestan el servicio ya no ganan lo suficiente como para pagar las cuotas de los préstamos bancarios ni el sostenimiento vehicular.

“Hoy, los vehículos de transporte ilegal movilizan más de 350.000 pasajeros al año, mientras nosotros tenemos que despachar nuestros vehículos prácticamente vacíos, solo para cumplir con la obligación contractual de atender esta ruta, porque los pasajeros se los están llevando los transportadores ilegales, y así como nosotros no podemos hacer nada, tampoco hacen algo ninguna de las autoridades competentes”, enfatizó el representante de Corredor del Pacífico S.A.S.

El directivo también señaló que las familias de propietarios y conductores viven una difícil situación económica, porque la piratería redujo en 80 por ciento sus ingresos diarios, pasando de $100.000 pesos a menos de $20.000 al día, lo que origina una grave crisis social que afecta a miles de personas que viven de este negocio y que están a la merced de amenazas y agresiones.

“Los conductores temen por su vida, ya que varios han sido brutalmente agredidos y amenazados de muerte; por lo cual, ahora no solo se exponen a conductores piratas que ponen en riesgo la seguridad vial, causando graves accidentes al infringir las normas y transitar sin la documentación exigida, sino que ahora también deben cuidarse de ataques contra su integridad física”, indicó Lozano.

Por último, el gerente de Corredor del Pacífico S.A.S. denunció que toda está ilegalidad en el transporte se presente a la vista de todas las autoridades de Tránsito sin ninguna clase de solución; al tiempo que cuestionó la falta de eficacia de entidades como el Ministerio de Transporte, Fiscalía General de la Nación, Superintendencia de Transporte, Policía Nacional; Gobernación del Valle y Alcaldía de Cali, a quienes llevan años denunciando esta problemática, sin ninguna solución.

“Sentimos que esta es una guerra perdida, por lo que esperamos que el Gobierno Duque intervenga de inmediato, en aras de preservar uno de los tres pilares bandera de su presidencia: la legalidad, que infortunadamente aquí es mancillada a diario a la vista de todas las autoridades”, concluyó Lozano.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here