Compartir

El funcionario de la DIAN Omar Ambuila se ganaba 6 millones de pesos mensuales pero su esposa y su hija, quienes no trabajaban, se paseaban en Miami en dos lujosos carros que solo los tienen Ronaldo, James Rodríguez y otros magnates pues su valor es de mil millones de pesos.

Si bien un sueldo de 6 millones mensuales da para vivir modestamente, la fiscalía sin esforzarse mucho descubrió que esa ostentación no era la que se esperaba de un modesto empleado del gobierno.

La jovencita Jenny, colgaba en las redes sociales sus viajes por hermosos países asistiendo a las fiestas electrónicas y se rodeaba de personajes famosos. Ella posaba muy sonriente tras el volante perfumado del Lamborghini y de un Porshe. Sus amistades la envidiaban, alguien hizo circular el rumor que se habían ganado el baloto. También con los “6 millones” que ganaba el papá podía estudiar en universidades privadas de Estados Unidos.

Los sabuesos empezaron a rastrear las cuentas y a sospechar que algo raro había allí, los perros antinarcóticos fueron activados y sus olfatos llegaron hasta donde Omar, el funcionario de la DIAN que era el encargado del Control de la Carga, era quien decía que contenedor se revisaba y cual no. Entonces se llegó a la conclusión: la inmensa fortuna que ostentaba su familia tenía origen en permitir el paso de gigantesca carga de contrabando y la salida de alijos de droga, por ese motivo fueron capturados él, su esposa, su hija y otros dos funcionarios de la DIAN en Buenaventura.

Ahora corresponderá a la fiscalía demostrar donde está el dinero obtenido por los Ambuila porque sino muy pronto estarán en la calle, pero ya con la experiencia de que no se puede presumir cuando se gana tan poquito salario. La ambición rompe el saco, dice el refrán popular.

La investigación

La Fiscalía General de la Nación, con apoyo de agencias de Estados Unidos, capturó a dos funcionarios de la Dian en Buenaventura (Valle del Cauca), varios integrantes de su grupo familiar y presuntos socios, que habrían permitido el ingreso sistemático de mercancía por el puerto a cambio de millonarios dividendos.

Vehículos deportivos de gama alta, altas transacciones en dólares a Estados Unidos, compra de costosos accesorios, viajes y fiestas hacían parte de las múltiples actividades detectadas por la Fiscalía General de la Nación y que no han podido ser justificadas por los presuntos integrantes de una organización criminal dedicada al contrabando ni por algunos de sus familiares, que ostentaban los lujos en el extranjero.

Durante más de un año, un equipo especializado de la Dirección contra el Lavado de Activos de la Fiscalía, con apoyo de agencias de los Estados Unidos, descifraron un esquema de corrupción que estaría en cabeza de dos funcionarios de la Dian, quienes habrían permitido el ingreso ilegal de toneladas de mercancía por el puerto de Buenaventura.

Omar Ambuila, jefe del Grupo Interno de Trabajo de Control de Carga de la Dian en la terminal marítima, y Emilson Moreno Granja, funcionario de la misma dependencia, de acuerdo con el material probatorio recaudado, presuntamente aprovecharon sus cargos para manipular los contenedores y alterar el contenido, o permitir que cruzaran sin ningún control aduanero.

A cambio de su ilícito actuar, estas dos personas y otros señalados cómplices habrían recibido millonarios dividendos que se ocultaron a través de la constitución de empresas fachada o fueron girados a sus familiares para que adquirieran bienes y servicios que superarían su capacidad económica.

Por ejemplo, estaría demostrado que los dos funcionarios no tenían salarios superiores a los 6 millones de pesos; sin embargo, registraron ingresos y compras por montos muy superiores de los que nunca ha existido claridad sobre su origen.

Riqueza sobre ruedas

En el curso de la investigación llamó la atención que la hija y esposa de Omar Ambuila gozaban de una vida de comodidades y así lo mostraban a través de las redes sociales. Ya en la verificación de sus movimientos financieros se constató que no desempeñaban actividad económica que soportara los bienes y la vida social que ostentaban.

Respecto a Jenny Ambuila, hija del funcionario de la Dian, se conoció que estudiaba en una de las más reconocidas y prestigiosas universidades en Estados Unidos, viajaba constantemente, recibía giros en dólares y asistía a los más famosos festivales de música electrónica en el mundo. Esta joven sería la propietaria de un vehículo Lamborghini de color rojo que habría sido comprado en Miami, al igual que una camioneta Porsche blanca.

El rastreo financiero evidenció que por el Lamborghini se pagó algo más de 300 mil dólares, es decir, cerca de mil millones de pesos colombianos que supuestamente salieron de la venta de una casa en el norte de Cali (Valle del Cauca), en 2016.

Este negocio fue desvirtuado por los investigadores, ya que se verificó que para el mencionado año Ambuila no tenía bienes a su nombre.

Capturas

Gracias al material probatorio recopilado, la Fiscalía General de la Nación, a través de la policía judicial de la Dirección Especializada contra el Lavado de Activos, capturó a 5 presuntos integrantes de esta red de corrupción y contrabando en Cali y Buenaventura.

  • Omar Ambuila, jefe del Grupo Interno de Trabajo de Control de Carga de la Dian en Buenaventura.
  • Elba Chará Gómez, esposa de Omar Ambuila.
  • Jenny Lizeth Ambuila Chará, hija de Omar Ambuila.
  • Emilson Moreno Granja, funcionario del Grupo de Control de Carga de la Dian en Buenaventura.
  • Gustavo Adolfo Rivas Arboleda.

Los dos funcionarios y los otros tres detenidos fueron presentados ante un juez de control de garantías de Cali, quien legalizó las capturas. En este momento se les imputan cargos como presuntos responsables de algunos de los siguientes delitos:

  • Lavado de activos
  • Favorecimiento al contrabando
  • Enriquecimiento ilícito
  • Concierto para delinquir.

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here