Compartir

Pese a las restricciones establecidas por el gobierno municipal por protocolos de bioseguridad, las autoridades desactivaron una nueva fiesta de menores de edad en donde se encontraron mas de 100 personas.

Llama la atención que el organizador de la rumba de menores, es la misma persona que recientemente convirtió una camioneta platón en piscina móvil

Jimmy Dranguet, subsecretario de Inspección, Vigilancia y Control, indicó que participaban al menos 100 jóvenes, entre ellos algunos menores de edad.

«Se encontró una fiesta en la que participaban al menos cien jóvenes, en el barrio El Caney. Estaban ocupando el espacio público, había consumo de licor, presencia de DJ’s, y varios otros incumplimientos a las medidas de bioseguridad», detalló el funcionario.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here