Compartir

Una Palmera en la pasoancho con 66, al sur de la ciudad, fue la encargada de frenar la carrera veloz de un conductor, que convirtió esta via en una autopista.

De acuerdo con el informe oficial, el conductor no conducía embriagado, pero si a exceso de velocidad, en donde al parecer perdió el control del vehículo, chocando violentamente con una palmera.

Aunque sin un informe oficial público, el conductor al ver la vía con poco tráfico habría superado los 60 kilómetros por hora.
La prueba de alcoholemia arrojó negativo, según los reportes desde la zona, el conductor estaba desorientado por el golpe, pero “no olía a alcohol”, por eso en ese duro accidente en la Pasoancho con 66 muy temprano este domingo, se pudo deber exclusivamente al exceso de velocidad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here