Compartir

En horas de la mañana unidades del CTI de la Fiscalía y por orden de un fiscal de la Unidad de Delitos contra la Administración Pública, capturaron a la actual alcaldesa de La Cumbre, Valle, Blanca Liliana Montoya Hernández, por la práctica indebida de lo que se conoce como concusión a contratistas para no quitarle sus cargos en la Administración Municipal.

Ese delito que se tipifica como concusión llevó a los sabuesos hasta el mismo despacho de la mandataria donde le fueron leídos sus derechos y de inmediato conducida ante la autoridad judicial competente. De acuerdo con la investigación y los documentos hallados, la señora Montoya Hernández solicitaba a los contratista el 10% del sueldo de los contratistas que laboran en la Administración bajo la modalidad de prestación de servicios so pena de no renovarles el contrato.

Entre las pruebas allegadas al expediente están varios cuadernos con nombres y apellidos de los extorsionados y las cantidades que debían pagar. La captura el 11 de marzo, de José Antonio Perlaza Parra, esposo de la mandataria por el presunto delito de concusión y constreñimiento electoral, aportó más pruebas a los investigadores del CTI y luego a la Fiscalía, en la configuración de la acusación ante el juez de control de garantías., indica el comunicado oficial sobre el sonado caso.

.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here