Compartir
El cambio más importante es la salida de quien fuera segundo comandante general del Ejército.
El ministro de Defensa, Guillermo Botero, anunció importantes cambios en la cúpula principal del Ejército Nacional.

El más importante de ellos es la salida del segundo comandante en la línea de mando: se trata del general Adelmo Fajardo Hernández, quien fue llamado a calificar servicios.

Fajardo se vio salpicado por los escándalos de corrupción que denunció al interior de la institución la Revista Semana. Allí señala que el oficial presuntamente pidió millonarias sumas de dinero a subalternos, que habría dicho, necesitaba para pagar los estudios de su hijo y viajar a Estados Unidos.

La misma suerte de Fajardo corrieron tres altos oficiales más de la institución: el general Juan Vicente Trujillo Muñoz, que era comandante de la División de Asalto Aéreo; el general Francisco Javier Crurichi, jefe del Departamento de Implementación y Estabilización, y el brigadier general César Augusto Parra León, que se desempañaba como jefe del Departamento Conjunto de Planificación y Transformación

En cuanto al general Nicasio Martínez, comandante del Ejército Nacional, el ministro Botero no hizo precisiones y lo respaldó para que continúe en el cargo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here