Compartir
Distintos actores del proceso de paz colombiano reaccionaron este jueves ante el anuncio hecho por Iván Márquez, junto un grupo de excombatientes desmovilizados, de continuar «la lucha guerrillera».

El líder de la agrupación la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), Rodrigo Londoño, conocido como ‘Timochenko’, manifestó este jueves sentirse avergonzado por el pronunciamiento de que Iván Márquez, quien anunció que una parte de los excombatientes desmovilizados se han reagrupado para tomar las armas y continuar «la lucha guerrillera».

«Sentimos vergüenza, le pido disculpas al pueblo colombiano y a la comunidad internacional», expresó en nombre de la agrupación política que se conformó tras la firma del acuerdo de paz, ocurrida en 2016, entre las antiguas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Gobierno de ese país.

«Cualquiera siente vergüenza, lo aprendimos, a cumplir lo que se pacta, a cumplir la palabra empeñada«, agregó.

«La guerra no puede ser el destino»

Londoño leyó un comunicado donde el movimiento expresa que millones de colombianos se «suman al clamor por un país en paz» y que los excombatientes dieron el paso de dejar las armas. «Lo hicimos con el profundo convencimiento de que la guerra había dejado de ser el camino».

El líder del partido Fuerza Revolucionaria Alternativa Común (FARC), Rodrigo «Timochenko» Londono en rueda de prensa junto a miembros de la organización en Bogotá, Colombia, el 29 de agosto de 2019. / Raul Arboleda / AFP

En el texto también se afirma que, tras la decisión de Márquez y el grupo de excombatientes, «proclamar la lucha armada en la Colombia de hoy constituye una equivocación delirante«.

El partido FARC manifestó que no comparte lo dicho por Márquez, debido a que el acuerdo de paz son la consecución del «viejo anhelo del pueblo colombiano por poner fin al conflicto armado».

«Nos duele la patria»

A través de ese mismo documento, el movimiento político instó a que los acuerdos alcanzados no se destruyan «por obra de la venenosa voz de la extrema derecha ni por los incumplimientos del Gobierno». «Nos duele la patria».

También se admite que si bien «el Estado marcha a paso paquidérmico» en cuanto al cumplimiento de los acuerdos, la organización política conformada por excombatientes no renuncia a su objetivo de alcanzar la paz «por duro que sea el camino».

«No es hora de vacilaciones. La guerra no puede ser el destino de este país. Seguiremos aquí, dispuestos a darlo todo por la paz y la justicia social», concluye el texto leído por ‘Timochenko’.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here