Compartir

El anuncio del fiscal le dio un sorprendente giro a la investigación por la muerte del funcionario judicial, pues se presumía que su asesinato era producto del accionar de las bandas delincuenciales a las cuales investigaba.

Para dar con el paradero de los autores del hecho se realizaron 10 allanamientos en Cali en los que fueron capturadas 4 personas relacionadas directamente con el crimen registrado el 29 de diciembre; otras dos en flagrancia por portar  armas de fuego y una más con orden de captura por otros hechos.

«Con base en la verificación de los vídeos de las cámaras de seguridad en la escena del crimen, interceptaciones telefónicas, entrevistas, cotejos morfológicos e inspecciones al lugar de los hechos se permitió tener claridad sobre las personas que habrían participado en el crimen», señaló el fiscal Espitia.

De igual forma, con el trabajo adelantado, se identificaron los carros utilizados en el crimen y la ruta de escape de los delincuentes.

Durante el proceso se encontró el vehículo en el cual huyeron y cascos de motos que serán prueba para vincular a los capturados dentro del proceso.

«Entre las cuatro personas capturadas directamente por el crimen está un hombre de 20 años, quien presuntamente interceptó el carro del fiscal Libreros y lo amenazó con un arma de fuego supuestamente por hurtarle una cadena y posteriormente le propinó dos disparos«, aseguró el jefe del ente acusador.

Embedded video

De igual forma fue capturado el jefe de la red, quien, de acuerdo con la investigación, fue quien movilizó a la persona que atacó al Fiscal y que tiene dos condenas por hurto y porte ilegal de armas. «Actualmente estaba beneficiado con medida de detención domiciliaria«, resaltó Espitia.

Los otros dos detenidos participaron en facilitar la huida de quien disparó contra el fiscal Libreros y registran antecedentes penales por diferentes delitos.

Los capturados por la muerte del fiscal especializado de Cali serán acusados de homicidio agravado, fabricación, tráfico y porte de armas de fuego y hurto calificado y agravado.

Espitia descartó que la muerte de Libreros estuviera ligada a las investigaciones que adelantaba contra redes criminales, al reiterar que el crimen es el resultado del accionar de una red dedicada al hurto.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here