Compartir

Jorge Eliécer Tabares, amaneció de malas y cuando menos esperaba se cayó y fue capturado en flagrancia. Este hombre fue sorprendido con varios elementos que habían sido robados en un restaurante que ingresó por el techo. El caso ocurrió en la carrera 10 con calle 1, barrio San Antonio. Este hombre nunca imaginó su mala suerte.

Caminaba como gato por el techo pero el peso de las costas con la carga fue superior y por un momento escuchado por otro lado en el mismo lugar en el centro del salón principal donde fue reconocido por el vigilante y luego entregado a la policía, con todo lo robado como cuerpo del delito. Dijo el dueño de los comercios comerciales: “es la tercera vez que el hombre ha ingresado en las horas de la madrugada en el establecimiento de robar adornos, botellas con licor, y cuadros valiosos”.

Finalmente, la Fiscalía se presentó ante el juez de control de garantías y este lo envió a la cárcel.

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here